¡Resucitó! ¡Si se puede! ¡Aleluya!

¡Feliz Pascua!

Hoy, en los Estados Unidos, también se celebra el día de César Chávez, especialmente en Tejas, Colorado y California.

Para algunos, hay un conflicto entre las dos fiestas. Pascua es una fiesta religiosa y el día de Chávez es un festejo secular. Pero este conflicto no tiene razón: Chávez fue un hombre de fe Católica y su vida dio testimonio a la posibilidad y el poder de la gracia divina que puede transformar a la vida cotidiana.

La Pascua no solamente nos recuerda de una cuento légano y antiguo; la Resurrección nos ofrece algo común y presente. Esa presencia revelada en lo mas simple — en El que sufre, muere y mata — se puede ver, también, en la vida de César Chávez.

El mensaje y la realidad de Pascua nunca se debe separar de cualquier cosa, no importa de donde viene, que refleja la misma verdad: Cristo ha resucitado y vive entre nosotros, Dios esta listo para transformar nuestras vidas, si podemos responder con fe y confianza.

En otras palabras: ¡Resucitó! ¡Si se puede!

Como nos predica hoy el Papa Francisco, “Jesús ha resucitado. Ha vencido el amor, ha triunfado la misericordia.”

¡Aleluya!

 


CLOSE | X

HIDE | X