El Mensaje de Tepeyac

 

El mensaje de Tepeyac nos recuerda hoy del abrazo materno de una Madre mestiza, la Virgen morena, Nuestra Señora de Guadalupe: la Madre de las Americas quien se manifiesta en forma milagrosa para relevar a su Hijo a un continente lleno de angustias y fracasos—pero también de alegría y gozo.

Celebrar hoy la aparición en esa mañana tan hermosa es también reconocer que las Américas todavía sufren de una falta de reconocer y entender al mensaje Guadalupano comunicado en lo mas obvio: la cara y las manos de María. El cuerpo Guadalupano es un signo externo de un valor interior en cada persona humana, con atención particular al contexto histórico de las Américas, al colonialismo y la modernidad.

En los Estados Unidos, este día no debe ser extraño o ajeno. Las tierras del sur Estadounidense tienen sus raíces geopolíticas en la conquista Español, y sus estados fronterizos, de Tejas a California, siguen llenos de Mexicanos, con costumbres y una cultura Católica. Sus nombres—San Antonio, Santa Fe, Los Ángeles y San Diego—nos recuerdan y santifican.

Hoy no es un día emigrante, un día légano de un “otro” Latinoamericano, de cara y mano oscuro. Hoy es un día Americano en los dos sentidos: continental y, también, Estadounidense. En un futuro ya llegado, las gente hispana será una parte esencial en un país y una Iglesia local para quienes el mensaje de Guadalupe se tendrá  que reconocer, entender y poner en practica con el gozo del evangelio y la belleza folclórica y cultural Latinamericana.

Nuestro santo padre, Francisco, el primer papa Latinoamericano, dirigió estas palabras ayer a las Américas, en víspera de la fiesta que hoy celebramos:

Este abrazo de María señaló el camino que siempre ha caracterizado a América: ser una tierra donde pueden convivir pueblos diferentes, una tierra capaz de respetar la vida humana en todas sus fases, desde el seno materno hasta la vejez, capaz de acoger a los emigrantes, así como a los pueblos y a los pobres y marginados de todas las épocas.

"As another Professor and Doctor of Philosophy wrote, albeit somewhat hyperbolically, in First Things a ..."

By Their Fruits: A Reply to ..."
""...ready to save it by penning a bestseller." Bwahaha!"

By Their Fruits: A Reply to ..."
"I didn't read Rod's book, but the so called Benedict Option, whether the one he ..."

Notes In Defense of Rod Dreher
"You're more gracious to Rod than he deserves in this case. What a snit fit. ..."

Notes In Defense of Rod Dreher

Browse Our Archives

What Are Your Thoughts?leave a comment