¿Quién ordeñará las vacas?

cows
 
Hace un tiempo escuché en el radio que en la actualidad dos tercios de los ordeñadores de vacas en los Estados Unidos son inmigrantes indocumentados. Ya que soy descendiente de cuatro generaciones de ganaderos y al haber trabajadotantas horas en una sala de ordeño, inmediatamente tomé interés en la noticia. Los ganaderos están muy atentos al debate de reforma migratoria ya que el paso básico y necesario de su industria está en peligro, el ordeño de las vacas. Las vacas se deben ordeñar y ser ordeñadas dos veces al día (y a veces hasta tres), todos los días del año.  Sin la mano de obra ¿Quién ordeñará las vacas?
 
Este dilema nos lleva al corazón de la situación actual del sistema migratorio en este país. La demanda de mano de obra es alta, pero muchos de los trabajadores que la proveen no entran a los Estados Unidos a través de los canales migratorios autorizados.  ¿Por qué no entran legalmente? Muchos dicen sin saber, mis antepasados vinieron aquí legalmente, que estas personas regresen a su país, se pongan en fila y que ingresen legalmente.” Estas palabras demuestran gran ignorancia del sistema migratorio actual. Pedir a un inmigrante hoy ponerse en fila para ingresar a este país así como un inmigrante hace cien años, puede compararse con pedirle a San Pedro que nos muestre su iphone. Es imposible.
 
La Conferencia Episcopal Católica de los Estados Unidos emitió un documento respondiendo a la pregunta “¿Por qué los migrantes no autorizados no vienen legalmente?La respuesta es simple: para la mayoría de los migrantes no existen canales legales para ingresar a los Estados Unidos. En la actualidad uno puede entrar a los Estados Unidos legalmente según una de estas tres condiciones: 1)usted tiene un pariente cercano que es ciudadano estadounidense o residente y este lo patrocina, 2) usted huye persecución política en su país y existe la posibilidad de perder la vida, 3) usted es un trabajador altamente calificado y una empresa estadounidense lo contrata y patrocina.
 
La mayoría de los inmigrantes no autorizados en los Estados Unidos son trabajadores que proveen mano de obra basica y fundamental para diversas industrias. Un gran número trabaja en la agricultura, hospitalidad, jardinería, cocina y construcción, trabajos que no califican como trabajos especializados. Se estima que 300.000 trabajadores indocumentados entran a los Estados Unidos cada año mientras que el gobierno oficialmente solo ofrece 5.000 greencards para trabajadores poco calificados. Visas de trabajo temporales existen (66.000 por año), pero empresas estadounidenses se mantienen lejos de ellas ya que la burocracia es tremenda y los gastos altos.
 
Los obispos de los Estados Unidos creen firmemente que los inmigrantes deben entrar a los Estados Unidos legalmente, pero señalan que el sistema de inmigración actual no toma en cuenta la necesidad de mano de obra en el país. La demanda supera la oferta. La iglesia pide una reforma que aumente el número de visas disponibles para trabajadores que ejerzan mano de obra poco calificada para así disminuir el número de entradas no autorizadas al país. La iglesia no aboga por eliminar fronteras, ya que un país sin fronteras cesa de ser un país.
 
Aunque no se ha traducido al español, los invito a leer el documento publicado por los Obispos de los Estados Unidos que en inglés se llama “Why Don’t Unauthorized Migrants Come Here Legally?”  Esto Sera un paso concreto para tener información correcta sobre el sistema migratorio actual, y saber lo que nuestros obispos apoyan en la reforma migratoria.
What Are Your Thoughts?leave a comment