La Expulsión del Rev. Rabell-González: ELCA Corrupción y el Racismo

La Expulsión del Rev. Rabell-González: ELCA Corrupción y el Racismo December 14, 2021

La Expulsión del Rev. Rabell-González

[Nota: La versión original en Inglés de este artículo puede encontrarse aquí. La traducción al español de este artículo fue escrita con la ayuda de la comunidad Latinx.]

El domingo 12 de diciembre de 2021, el/le obispo/obispe Megan Rohrer y el Consejo Sinodal del Sínodo Sierra Pacífic de la Iglesia Evangélica Luterana en América (ELCA), retiraron al reverendo Nelson Rabell-González (él) de su llamada como pastor de la Misión Latina Luterana en Stockton, California.

Rev. Nelson Rabell-González

Más de 100 mujeres, hombres y niños latinos se habían reunido en el santuario esa mañana preparados para celebrar con su amado pastor el día más sagrado de la cultura hispana, la fiesta de la Virgen de Guadalupe. En cambio, les dijeron que su llamada había sido anulada. ¿Por qué? ¿Había sido acusado de algún delito el Rev. Rabell-González? ¿Era un peligro para su congregación? No.

El reverendo Nelson Rabell-González fue despedido de su cargo en represalia por negarse a cumplir con un sistema eclesial corrupto y racista que ha buscado silenciarlo, amordazarlo, humillarlo y crucificarlo profesionalmente durante el último año.

Revelación completa: escribo esto como una mujer blanca, cisgénero y heterosexual que es ordenada en la IELA (ELCA). El Rev. Nelson Rabell-González ha sido mi amigo y colega desde que ambos éramos estudiantes de MDiv en el Lutheran Theological Seminary en Filadelfia (ahora United Lutheran Seminary) en la década de 1990. Entonces mi perspectiva sobre esto está informada por mi amistad y relación profesional con el Rev. Rabell-González y por mis conversaciones con él desde que comenzó esta saga hace más de un año.

Pero es precisamente por lo que sé del Rev. Rabell-González como colega pastoral y amigo lo que me obliga a dar fe de su integridad y carácter ético. Este conocimiento también me obliga a llamar la atención sobre la corrupción y el racismo dentro de la denominación a la que ambos servimos.

Hay detalles sobre el caso del Rev. Rabell-González que aún no puedo compartir porque no se han hecho públicos. Pero esto es lo que puedo decir con base en hechos presenciados públicamente y en información de dominio público.

En la Asamblea del 2021 del Sínodo Sierra Pacific, el Rev. Rabell-González fue candidato a obispo.

El 7 de mayo, en lugar de dar su discurso para compartir su visión de liderazgo para el sínodo, se vio obligado a responder a las acusaciones formuladas en su contra mientras se desempeñaba como pastor asociado en la Iglesia Luterana St. Paul en Lodi, California. Justo un día antes de la Asamblea (tenga en cuenta el momento), el ex obispo Mark W. Holmerud (él) informó al reverendo Rabell-González que estaba siendo acusado de maltratar a una interna pastoral (seminarista haciendo el internado en la iglesia) y a miembros del personal de su antigua congregación. Puede ver la respuesta de 5 minutos del Rev. Rabell-González aquí en el minuto 1:16:28.

En su discurso, el reverendo Rabell-González declaró claramente que agradecía una investigación completa y que tenía pruebas para limpiar su nombre. También compartió que varios miembros prominentes de la congregación le habían dicho al liderazgo de la iglesia que retirarían su apoyo financiero de la iglesia debido a su participación en Black Lives Matter y los derechos de los migrantes. El comité ejecutivo de la iglesia y el pastor principal, el reverendo Mark Price, le pidierona al Rev. Rabell-González que renunciara. Tenga en cuenta que no hubo indicios de acusaciones contra el Rev. Rabell-González en ese momento. Tenga en cuenta también que el Rev. Price también fue candidato a obispo en esta asamblea.

El reverendo Rabell-González reveló en este discurso que el comité ejecutivo de la iglesia y el reverendo Price querían que él firmara un acuerdo de confidencialidad (NDA) a cambio de dejar la iglesia con el pago de tres meses. También declaró que había enviado una copia de este acuerdo de confidencialidad a la obispa presidente de la ELCA, Elizabeth Eaton.

“No firmé el acuerdo de confidencialidad ni acepté su oferta monetaria,” dijo el Rev. Rabell-González.

Rev. Nelson Rabell-González

“No estaba dispuesto a apoyar el racismo sistémico de ninguna manera, así que renuncié en mis términos. No soy perfecto; olo soy un pecador que necesita la gracia de Dios. Pero estas acusaciones son un asesinato de carácter planteado exactamente un día antes de esta asamblea.”

“Las intenciones son claras,” continuó el Rev. Rabell-González. “Cualquier persona de color aquí puede decirle lo difícil que es desmantelar el racismo y la intolerancia específicamente en esta región del Valle Central en Lodi, California, y la reacción violenta que muchos de nosotros como personas de color, comunidad LGBTQI + y otras comunidades vulnerables han recibido.”

El reverendo Rabell-González luego mostró un artículo en el L.A. Times con fecha del 10 de noviembre de 2020: “El activismo genera una reacción ‘aterradora’ en un pueblo pequeño,” que puede leer aquí. El artículo de Anita Chabria señala que el reverendo Rabell-González es un ministro luterano afrocaribeño que planificó “algunas de las primeras marchas por la justicia racial que se llevaron a cabo en esta región agrícola.” En respuesta al asesinato policial de George Floyd en mayo de 2020, el reverendo Rabell-González y otros organizaron eventos de protesta y comenzaron una organización llamada A New Lodi para abogar por causas progresistas. Como resultado, él y otros organizadores recibieron “amenazas de muerte, llamadas para que los despidan de sus trabajos y teorías de conspiración sobre sus motivos y vidas personales.”

Cuatro meses después, en marzo de 2021, el reverendo Rabell-González fue, de hecho, obligado a renunciar a St. Paul’s.

Afortunadamente, inmediatamente comenzó una nueva llamada como desarrollador de misión de Misión Latina Luterana. Allí ha construido una comunidad próspera que ha albergado clínicas de vacunación de Covid, ha distribuido alimentos y ayuda financiera a familias con dificultades, y ha ministrado con la palabra de Dios y los sacramentos a los feligreses de todas las edades.

Rev. Nelson Rabell-González leading worship.

Sin embargo, dos meses después de asumir ese cargo, fue humillado públicamente en la Asamblea del Sínodo al tener que responder a acusaciones que, hasta el día de hoy, no han dado lugar a ningún cargo en su contra. Como era de esperar, el Rev. Rabell-González perdió su candidatura a obispo. Al final de la asamblea, el/le Rev. Megan Rohrer (ellos/ellos) fue elegido, el primer obispo abiertamente transgénero de la IELA.

Muchas preguntas

Podríamos preguntarnos por qué se obligó al Rev. Rabell-González a hablar sobre acusaciones infundadas mientras que a su colega, el Rev. Megan Rohrer no se le obligó a discutir la demanda en su contra como pastor de la Iglesia Luterana Grace en San Francisco. Esa demanda alegaba que Rohrer utilizó fondos de un centro de cuidado infantil para pagar su salario, sobre el cual puede leer aquí. También podríamos preguntarnos por qué no se obligó al reverendo Mark Price (él) a hablar de las acusaciones contra el reverendo Rabell-González, ya que él es pastor principal de St. Paul’s y estuvo involucrado en el NDA (contrato de silencio). Y podríamos preguntarnos cómo fue que la interna pastoral fue colocada en el puesto del Rev. Rabell-González inmediatamente después de su partida.

Estas son solo algunas de las muchas preguntas que giran en torno a toda esta saga y que deben abordarse.

Por supuesto, habrá muchos que intentarán enmarcar esto como un enigma de él-dijo-ella-dijo-ellos-dijeron que enfrentará a los luteranos Latinx/ Latines y luteranos LGBTQIA + entre sí y contra la iglesia. Esto es exactamente lo que quiere el sistema heteroblanco-racista-patriarcal. Cuando las comunidades Latinx y LGBTQIA+ luchan entre sí, se distraen de la lucha contra el sistema que continúa oprimiendo a ambos grupos. Cuando el Rev. Rabell-González se ve obligado a defenderse de acusaciones infundadas, es menos tiempo que dedica a su ministerio a los trabajadores agrícolas migrantes, las personas indocumentadas y los derechos de los inmigrantes.

Rev. Nelson Rabell-González with farm workers

Pero la verdad saldrá a la luz porque siempre lo hace. . . finalmente.

Como dijo Jesús, conoceremos la verdad y la verdad nos hará libres (Juan 8:32). El Rev. Rabell-González quiere que se cuente la verdad. Si no lo hubiera hecho, no habría pedido una investigación completa desde el principio. Como no tiene nada que ocultar, ha pedido repetidamente el debido proceso para limpiar su nombre. Pero ni el obispo Mark W. Holmerud ni el obispo Megan Rohrer han permitido que ese proceso ocurra. Debemos preguntarnos por qué es así.

Mientras tanto, el daño hecho a la relación entre la comunidad Latinx y la IELA puede ser irreparable.

Para su crédito, la congregación de Misión Latina Luterana salió de la iglesia después de que el obispo Rohrer anunció la destitución del reverendo Rabell-González. Recogieron la estatua de la Virgen María, recogieron las flores, recogieron su cruz y salieron por la puerta. Reubicaron espontáneamente su servicio de adoración en el Centro Agrícola, un centro comunitario de derechos de los migrantes en Stockton. Con plena exuberancia litúrgica, se negaron a que se les negara el carácter sagrado de ese día.

Rev. Nelson Rabell-González with families and children

Habrá más que contar a medida que se desarrolle esta saga.

Pero por ahora, recordemos estas palabras que dijo el Rev. Rabell-González al final de su discurso en la Asamblea. “Quiero enfatizar solo dos cosas. Estoy comprometido con la verdad. Estoy comprometido con el sínodo, la iglesia, mi fe en Jesucristo y nuestra fe colectiva en Jesucristo. Y también para asegurarnos de que nuestro sínodo y nuestras congregaciones puedan abrirse, dar la bienvenida a todos, independientemente de su orientación sexual, origen étnico o estado migratorio.”

Sin embargo, hasta que esa verdad salga a la luz, la esperanza de bienvenida y apertura en la IELA (ELCA) es lejana.

Mas leer:

When God Breaks the Law: Immigration, Asylum & Pastor Betty Rendón

What to Do When Parishioners Leave – Because of Politics


The Rev. Dr. Leah D. Schade is the Associate Professor of Preaching and Worship at Lexington Theological Seminary in Kentucky and ordained in the ELCA. Dr. Schade does not speak for LTS or the ELCA; her opinions are her own.  She is the author of Preaching in the Purple Zone: Ministry in the Red-Blue Divide (Rowman & Littlefield, 2019) and Creation-Crisis Preaching: Ecology, Theology, and the Pulpit (Chalice Press, 2015). She is the co-editor of Rooted and Rising: Voices of Courage in a Time of Climate Crisis (Rowman & Littlefield, 2019).  Her latest book, co-written with Jerry Sumney is Apocalypse When?: A Guide to Interpreting and Preaching Apocalyptic Texts (Wipf & Stock, 2020).

Twitter@LeahSchade

Facebookhttps://www.facebook.com/LeahDSchade/


Browse Our Archives