Si le haces caso a Pablo en relación a los gays, hazle caso a lo que dice Jesús respecto al dinero

El motivo que los cristianos conservadores invariablemente dan para sostener que la homosexualidad es un pecado egregio contra Dios es que la Biblia dice que lo es.

“Dios lo dijo; yo lo creo”, es el credo del cristiano conservador. Y es comprensible. Es muy fácil criticar a los cristianos conservadores por tomar la Biblia de una forma muy literal – pero creer palabras es, después de todo, lo que todos hacemos de buen grado. Especialmente si pensamos que esas palabras vienen de Dios. Eso sí que es una fuente en las altas esferas.

Oh, por supuesto, es Pablo en vez de Jesús el que dice algo acerca de la homosexualidad en la Biblia- pero (por ahora) podemos dejar eso de lado. El hecho sigue siendo que el lenguaje en la Biblia que condena la homosexualidad (o al menos el modo en el que dicho lenguaje se traduce típicamente al inglés – ¿pero podemos por favor dejarnos de protestar?) es inequívoco. Su fuerte claridad simplemente no deja lugar al debate sobre su significadoo.

Y de nuevo: vale. Los cristianos van la Biblia – y particularmente, por supuesto, al Nuevo Testamento- para buscar la dirección de Dios en cosas como cómo deberían vivir y en qué deberían creer. Y tratan de hacer a sus vidas merecedoras de lo que encuentran ahí. Esa no es una dinámica que nadie deba criticar a la ligera. Cliché o no, eso es una gran parte de lo que construyó a los Estados Unidos.

Pero aquí está mi pregunta: si vas a la Biblia y a las palabras de Jesús para encontrar información esencial sobre cómo vivir tu vida, entonces ¿no necesitarías prestar especial atención a las palabras mismas de Jesús?

Especialmente cuando Él es perfectamente claro en una cuestión en particular (que, enfrentémoslo, no sucede tan a menudo como a los cristianos les gusta pensar), ¿verdad? Si estás tratando de vivir tu vida en obediencia a Cristo, entonces tienes que estar interesado en todo lo que en realidad Cristo dice, verdad?

Cristo lo dijo, tú lo crees. Si eres un cristiano, eso es lo tuyo. Y si eres un cristiano conservador, entonces debes ciertamente mirar a Jesús para guiarte sobre cualquier cosa en la vida que es de particular importancia para ti.

Por ejemplo, el dinero. Eso sí que es una cuestión fundamental, ¿no? ¿A quién no le importa el dinero?

Aquí está lo que Dios encarnado, Jesucristo, dijo sobre el dinero:

“Vendan sus bienes y den a los pobres”. (Lucas 12:33)

“No se puede servir a la vez a Dios y a las riquezas.” (Mateo 6:24)

“No acumulen para sí tesoros en la tierra, donde la polilla y el óxido destruyen, y donde los ladrones se meten a robar.” (Mateo 6:19)

“En realidad, le resulta más fácil a un camello pasar por el ojo de una aguja, que a un rico entrar en el reino de Dios.” (Lucas 18:25)

Si en algún lugar de la Biblia Jesús es más claro de lo que es sobre el dinero, me gustaría saber dónde. Eso sí que es no dejar lugar a dudas. Y ese no es Pablo el mortal dando consejos financieros. Ese es Jesús. Ese es el mismísimo Dios de Dioses, siendo tan claro como el lenguaje le permite serlo.

No veo cómo es posible evadir la conclusión de que hay algo muy mal con cualquier cristiano que no es él mismo tan pobre como el proverbial ratón de iglesia apuntando a la Biblia como motivo de su condenación de gays y lesbianas. ¿Cómo puede cualquier cristiano que se precie tomar literalmente lo que Pablo dice sobre la homosexualidad y al mismo tiempo ignorar o no tomar seriamente lo que Jesucristo mismo dijo sobre el dinero?

Nota: Todas las citas de la Biblia están tomadas de la Nueva Versión Internacional.

¿Cómo podría Dios romper el Gran Mandamiento?
Alas en un cerdo
Carta: “Quizás te vea en la iglesia"
El Suicidio en los Adolescentes Homosexuales: Una Entrevista con el Director Ejecutivo de The Trevor Project
About John Shore

Increasingly I want to communicate with my readers through my free email newsletter, which is just a simple, direct and personal email from me that I'll soon be sending out every three weeks or so. If you would like to receive this email in your inbox, subscribe to it on my website, or by using the subscription box about halfway down the column on the right. I wouldn't think of using your email address for anything but my e-newsletter (to which you can always unsubscribe with the click of a button). Thanks, and looking forward to communicating with you in this more intimate way.

  • Beth

    Espectacular!


CLOSE | X

HIDE | X