Por qué la ELCA Necesita Investigar el Caso del Rev. Nelson Rabell-González

Por qué la ELCA Necesita Investigar el Caso del Rev. Nelson Rabell-González January 11, 2022

Han pasado cuatro semanas desde que el Obispo Megan Rohrer y el Sínodo Sierra Pacific de la ELCA destituyeron al Rev. Nelson Rabell-González de su puesto como pastor y desarrollador de la Misión Latina Luterana en Stockton, California. En ese tiempo, el Rev. Nelson y las personas que lo apoyan le han pedido en repetidas ocasiones a la ELCA que investigue su caso.

Rev. Nelson Rabell-González

Desafortunadamente, parece que la oficina de la ELCA a nivel nacional no está dispuesta a emprender esta investigación, según una declaración de la obispa presidente de la ELCA, Elizabeth Eaton. “Por la forma en que la ELCA está estructurada,  como obispo presidente no tengo la autoridad para interferir en las acciones de los consejos y obispos sinodales,” dijo en una declaración del 6 de enero de 2022 a la Asociación de Ministerios Latinos de la ELCA. (Puede leer la declaración completa aquí). Esto no es del todo correcto, ya que tanto el sínodo como la ELCA llamaron conjuntamente al Rev. Nelson como pastor de la misión. Pero nos centraremos en la premisa de la inacción de la obispo Eaton en un momento posterior.

Por ahora, quiero explicar por qué la ELCA necesita investigar el caso del Rev. Nelson Rabell-González.

La divulgación complete

Tanto el pastor Nelson como yo somos clérigos de la IELA (ELCA) y hemos sido amigos y colegas durante veinte años. Ambos amamos a la iglesia luterana. Pero nos hemos sentido frustrados y consternados por la forma en que la estructura institucional, el liderato y las políticas de la ELCA se han utilizado para habilitar, encubrir y perpetrar el racismo sistémico contra el clero y las congregaciones de color. Escribiré más sobre estos problemas sistémicos en una publicación futura. Mientras tanto, este artículo se centra en la cronología de los eventos que llevaron al pastor Nelson a ser removido de su llamada el 12 de diciembre de 2021.

¿Por qué es necesario este recuento de hechos y acontecimientos?

Desde que se hicieron acusaciones contra el reverendo Nelson en mayo de 2021, ha pedido una investigación completa. El único proceso que ocurrió fue la convocatoria de un Panel Asesor que solo entrevistó a algunas de las partes involucradas. No vieron ninguna evidencia, ya que ese no era su papel. Entonces, en este artículo, explicaré la sucesión temporal de estos eventos, los cuales generan preocupaciones que justifican una investigación completa.

¿Cómo conozco esta información?

Lo que comparto aquí serán cosas que están disponibles públicamente o se me ha dado permiso para divulgarlas públicamente. No haré ninguna acusación ni revelaré información confidencial. Solo estoy exponiendo la secuencia de hechos y eventos que deberían dejar en claro que la ELCA necesita investigar el caso del Rev. Nelson Rabell-González.

Las acusaciones

Comenzamos con un discurso pronunciado por la Rev. Frances Le Bas el 8 de mayo de 2021, en la Asamblea del Sínodo de Sierra Pacific. Fue nominada para la posición de “Miembro votante para la asamblea de toda la iglesia – Persona de color / Idioma principal que no sea inglés.”

Aquí hay una parte del discurso de la Revda. Le Bas que está disponible para el público. (Puede ver el discurso completo aquí en el minuto 2:15:32).

“Como víctima de abuso en mi vida, me siento revictimizada por los comentarios hechos esta mañana que percibí como una defensa de mi abusador. Soy víctima de la misoginia, la falta de respeto y los comentarios amenazadores de un pastor puertorriqueño. La situación no se trata de discriminación por motivos de raza y etnia. Se trata de una mala conducta personal impropia de una persona en un rol pastoral y en una posición de autoridad. En este punto, iba a retirar mi nominación para este puesto y para el Consejo del Sínodo. Pero yo no lo haré. No volveré a ser víctima.”

Por cierto, la Rev. Le Bas perdió la elección, 246 a 188. Pero fue elegida (corrió sin oposición) para un puesto en el Consejo del Sínodo más tarde en la Asamblea. Recuerde este hecho; será importante más adelante.

Debemos ser muy claros. El Rev. Nelson Rabell-González nunca fue acusado de conducta sexual inapropiada por la Rev. Frances Le Bas.

¿Cuáles fueron las acusaciones? Esta parte no está clara. ¿Por qué? Porque en la ELCA, los cargos formales por escrito solo se presentan a discreción de un obispo para iniciar un proceso disciplinario formal. Y en el caso del Rev. Nelson, ni el obispo Holmerud (quien se jubiló el 30 de junio de 2021) ni el obispo Rohrer (quien fue elegido en la Asamblea del Sínodo de 2021) decidieron iniciar tales procedimientos.

¿Por qué ninguno de los obispos inició un proceso disciplinario formal contra el Rev. Nelson?

Esta parte tampoco está clara. Lo que sabemos es que el Obispo Holmerud nombró un Panel Asesor cuya función era entrevistar a las partes involucradas y recomendar un curso de acción al obispo.

¿Cuál fue la recomendación del Panel? Esto no lo sabemos.

Sabemos que el obispo Rohrer decidió no iniciar una audiencia formal. ¿Por qué? Esta es una pregunta importante para hacer. Y esta es la razón.

Si los cargos eran tan graves, ¿por qué no se inició un procedimiento disciplinario?

¿Por qué nadie más que el reverendo Nelson y sus seguidores ha pedido un procedimiento disciplinario formal? Si el reverendo Nelson es realmente un “abusador,” ¿no debería ser disciplinado al máximo? ¿No merece la víctima justicia, si está justificada? Si hay evidencia de que el Rev. Nelson es un perpetrador de “misoginia, falta de respeto y comentarios amenazantes,” ¿no debería presentarse? ¿Y no debería tener la oportunidad de defenderse de estas acusaciones?

Al considerar estas preguntas, repasemos los hechos que llevaron a las acusaciones contra el Rev. Nelson.

Prepárense: Esta es una historia larga y compleja. Pero es importante ver todas las piezas del rompecabezas que tenemos ante nosotros.

Puzzle. Photo credit: Sigmund on Unpslash. https://unsplash.com/photos/B-x4VaIriRc

Marzo de 2018: el Reverendo Nelson fue llamado como Pastor Asociado de la Iglesia Luterana St. Paul en Lodi, California.

El Rev. Nelson se graduó con un MDiv del Seminario Luterano de Filadelfia en 2002. Antes de su llamado en St. Paul, sirvió como pastor de la Iglesia Luterana Getsemaní en Dorado, Puerto Rico, del 2002 al 2004. Luego sirvió a la Iglesia Luterana de los Apóstoles (Apostles Lutheran Church) en Turnersville, Nueva Jersey, del 2005 al 2018.

En St. Paul, el Rev. Nelson sirvió con el Rev. Mark Price, pastor principal.

St. Paul es una congregación mayormente blanca que quería iniciar un ministerio en español en el Valle Central. El Rev. Nelson fue llamado a comenzar ese ministerio. Durante los siguientes tres años, se conectó con las familias de la comunidad y organizó un servicio de adoración con entre 60 y 100 asistentes. Él suministró PPE (equipo de protección personal) a los trabajadores agrícolas inmigrantes durante la pandemia. Enseñó clases de Confirmación a los jóvenes. Y organizó celebraciones culturales y religiosas importantes para la comunidad hispana y latina. En resumen, tuvo un ministerio próspero.

Sin embargo, también fue un activista a favor de los refugiados, inmigrantes y personas sin documentación. Y fue un crítico abierto del racismo que presenció en la comunidad. Este activismo causó consternación entre algunos miembros de la congregación.

(Como nota al margen, la comunidad es el hogar de productores de uva que contratan a trabajadores agrícolas inmigrantes. Hay una dinámica interesante cuando hay dos pastores en una congregación, uno que principalmente pastorea a los agricultores y otro que pastorea a los trabajadores.

Agosto / septiembre de 2018: La seminarista Frances Le Bas comienza su internado en St. Paul.

Durante su internado, hubo tensión entre el Rev. Price y el Rev. Nelson con respecto al esposo de Frances quien, según me dijo el Rev. Nelson, interfirió en el internado y en el ministerio de la iglesia. Los mensajes de texto entre el Rev. Nelson y el Rev. Price dan evidencia de estas tensiones.

¿Por qué comparto esta información? Porque este es un hecho que debe investigarse. Tiene relación con las acusaciones contra el Rev. Nelson.

Además, durante este tiempo, el Sr. Le Bas estaba contactando a ciertas mujeres miembros del ministerio en español. También existía una relación domiciliaria con una de las familias de la congregación. El Rev. Nelson no se dio cuenta de esto hasta mucho más tarde, como veremos.

No comentaré sobre la naturaleza de estos contactos, salvo para decir que he visto documentación escrita. Estos deben ser investigados y las mujeres deben ser entrevistadas. ¿Por qué? Porque lo que tienen que compartir es importante para comprender el everen de las acusaciones. (Pista: Escuche a las mujeres.)

Junio ​​de 2019: Frances Le Bas finaliza su internado en St. Paul. El everend Mark Price la mantiene como asistente pastoral, cargo que ocupa hasta enero de 2020.

Continúan las tensiones entre el Rev. Price, el Rev. Nelson y los Le Bas con respecto al ministerio de la iglesia. No comentaré sobre la naturaleza de estas tensiones. Sin embargo, puedo dar fe de que hay intercambios de texto que deben ser parte de la investigación sobre las acusaciones contra el Rev. Nelson.

Otoño de 2019: el reverendo Nelson es nominado para obispo en un proceso de nominación previa para el Sínodo de Sierra Pacific.

El Rev. Mark Price también fue nominado en el proceso de pre-nominación.

1 de febrero de 2020: la Rev. Frances Le Bas es ordenada para servir como pastora de la iglesia Our Redeemer Lutheran en Livingston, California.

Nelson escribe un artículo (sin acreditación) sobre su ordenación para el periódico local The Lodi Sentinel. Además, la Rev. Le Bas invita a la Rev. Nelson a predicar en su instalación en Our Redeemer a principios de marzo de 2020.

Mayo de 2020: St. Paul se desempeña como agente fiscal para distribuir el dinero de una subvención del Coronavirus Relief Fund a través de la organización Fe en el Valle (Faith in the Valley).

Si bien el Rev. Nelson identifica familias indocumentadas necesitadas y ayuda a coordinar estos esfuerzos de ayuda, el dinero no pasa por sus manos. ¿Porque es esto importante? Siga leyendo.

Junio ​​de 2020: Un grupo de mujeres latinas que son miembros del ministerio en español en St. Paul le confían al reverendo Nelson que el Sr.Le Bas se ha puesto en contacto con ellas.

El Rev. Nelson reporta esta información al Rev. Mark Price, Pastor Principal, según el protocolo. Nuevamente, no comentaré sobre la naturaleza de estos contactos. Pero deben ser parte de la investigación de las acusaciones contra el Rev. Nelson. (Recordatorio: escuche a las mujeres).

Septiembre de 2020: el Rev. Nelson es co-fundador de ‘A New Lodi’, una organización que aboga por causas progresistas.

Ese mismo mes, el reverendo Nelson y varios activistas lideran protestas no violentas en apoyo de Black Lives Matter. Estas protestas fueron en respuesta al asesinato policial de George Floyd el 25 de mayo de 2020. El 10 de noviembre de 2020, el L.A. Times publica un artículo sobre la reacción violenta que recibieron el Rev. Nelson y otros activistas, que puede leer aquí.

Otoño de 2020: El Rev. Nelson trabaja para coordinar una subvención de ayuda de Covid de $ 50,000 a través de Faith in the Valley para la iglesia de la Revda. Le Bas, Our Redeemer, para distribuirla a las familias necesitadas en Livingston.

Faith in the Valley es una organización interreligiosa que abarca cinco condados del Valle de San Joaquín de California para trabajar por la “dignidad racial, económica y ambiental para todas las personas”. El Rev. Nelson es uno de los miembros de la junta de Faith in the Valley. Más tarde, obtiene otra subvención de $ 60,000 para la congregación de la Revda. Le Bas.

Noviembre – diciembre de 2020: Más miembros en St. Paul se quejan del activismo y el trabajo antirracismo del Rev. Nelson.

Hay intercambios de texto entre el Rev. Price y el Rev. Nelson con respecto a estas quejas. Esto es importante para comprender el contexto del NDA (acuerdo de confidencialidad) que surge más adelante.

¿Un NDA? ¿En la iglesia? Sí, siga leyendo.

Enero de 2021: La Rev. Frances renuncia a su llamada como pastora en la Iglesia Luterana Our Redeemer.

12 de febrero de 2021: el reverendo Mark Price y el Comité Ejecutivo de St. Paul se reúnen con Nelson para pedirle que renuncie.

Le dicen al reverendo Nelson que “simplemente esto no está funcionando” porque ha sido muy franco sobre el racismo en la comunidad. Los miembros ricos e influyentes de la congregación amenazan con irse si no renuncia.

Nota: No se menciona ninguna tensión entre el Rev. Price, el Rev. Nelson y la Revda. Le Bas en esta reunión. En otras palabras, no se le pidió al Rev. Nelson que renunciara por nada que tuviera que ver con la Rev. Le Bas, hasta donde él sabe.

Al Rev. Nelson se le presenta un “Acuerdo de separación”, un acuerdo de no divulgación (NDA, por sus siglas en inglés) que estipula que debe abstenerse de hablar sobre sus experiencias en St. Paul. El acuerdo también estipula que el reverendo Nelson no revelará la existencia del NDA a nadie más que a su familia inmediata, y que tampoco se les permitirá hablar sobre el NDA. (Puede leer más sobre ese NDA aquí).

Rev. Nelson se niega a firmar el NDA. Informa del acuerdo de confidencialidad al obispo Mark Holmerud y a uno de los asistentes del obispo. El obispo Holmerud trabaja con Nelson para comenzar una nueva misión en Stockton, California, un pueblo vecino a Lodi.

(Nota: En la ELCA, las misiones son financiadas tanto por la Oficina de la Iglesia Nacional —‘Churchwide’—de la ELCA como por el sínodo individual en el que se encuentra la misión. El llamado al comienzo de la misión es extendido por el Consejo del Sínodo, no por una congregación individual. La llamada también se coordina con la Unidad de Misión Doméstica de la ELCA. En otras palabras, la ELCA sí tiene jurisdicción sobre este caso con el Rev. Nelson).

28 de febrero de 2021: el reverendo Nelson renuncia a St. Paul Lodi. El 1 de marzo comienza la nueva misión, Misión Latina Luterana.

Después de reunirse en hogares de familia durante algunas semanas, comienzan a adorar en la Iglesia Luterana Zion en Stockton el 28 de marzo. Muchos de los feligreses que habían asistido al servicio en español en St. Paul comienzan a asistir a Misión Latina. Su asistencia no es solicitada por el Rev. Nelson. Más bien, se corre la voz en la comunidad de que ahora está pastoreando el comienzo de esta nueva misión, y lo siguen allí. La congregación ofrece clínicas de vacunación Covid-19. Se comunican con personas y familias indocumentadas para ayudarlos a acceder a los servicios de la ciudad. Albergan eventos culturales. Y conectan a inmigrantes y refugiados con organizaciones que les enseñan herramientas para la organización comunitaria.

En otras palabras, el Rev. Nelson ha establecido otro ministerio próspero.

7 de marzo de 2021: La Revda. Frances Le Bas se convierte en Pastora Asociada Interina de Ministerios en Español en St. Paul Lutheran en Lodi.

Recuerde que St. Paul es donde se desempeñó como interna del 2018 al 2019. Ella ocupa el puesto del Rev. Nelson y comienza a presidir los servicios de adoración en español. Sin embargo, a fines de marzo, el servicio no logra atraer a un número significativo de fieles. Esto es evidente en los videos de los servicios, así como en los informes de las personas que asistieron a los servicios.

28 de marzo de 2021: el Sr. Le Bas se pone en contacto con un miembro de la junta de la organización ‘A New Lodi.’ Así se inicia un intercambio que continúa de forma intermitente durante el próximo mes.

Recuerde que A New Lodi es la organización que el Rev. Nelson ayudó a co-fundar. No hablaré sobre el contenido de los intercambios entre el Sr. Le Bas y el miembro de la junta. Pero este miembro de la junta ha dado un relato por escrito de este intercambio al Rev. Nelson. El reverendo Nelson ofreció esta información al obispo Rohrer, pero éste se negó a investigar.

Este intercambio constituye evidencia que debe ser considerada cuando se investiga el caso del Rev. Nelson. ¿Por qué? Porque proporciona contexto para las acusaciones contra el Rev. Nelson.

29 de abril de 2021: el miembro de la junta de A New Lodi le pide al Sr. Le Bas que interrumpa el contacto.

Hay otras acciones tomadas por el Sr. Le Bas y por A New Lodi en respuesta al Sr. Le Bas. Estas también deben tenerse en cuenta al considerar las acusaciones contra el Rev. Nelson.

5 de mayo de 2021: el obispo Holmerud envía un correo electrónico al reverendo Nelson con respecto a unas acusaciones de comportamiento “que no concuerdan con las expectativas de los ministros de la ELCA”. Este es el día antes de que comience la Asamblea del Sínodo.

El obispo Holmerud informa al reverendo Nelson que debe revelar las acusaciones durante su discurso como nominado a obispo o retirar su nominación. El Rev. Nelson acepta revelar las acusaciones y no retira su nombre del proceso de nominación.

(Tenga en cuenta que el reverendo Rohrer, también candidato a obispo, estaba involucrado en una demanda civil al momento de la nominación que contenía acusaciones en su contra. Sin embargo, no se le requirió a Rohrer revelar estas acusaciones en su contra).

7 de mayo de 2021: Nelson da un discurso en la asamblea y revela que St. Paul había intentado que firmara un acuerdo de confidencialidad.

Afirma que cree que es el objetivo de un plan para destruir su reputación. Pide una investigación completa de las acusaciones, afirmando que tiene pruebas que limpiarán su nombre. (Puede ver el discurso de 5 minutos del Rev. Rabell-González aquí en el minuto 1:16:28).

8 de mayo de 2021: la Revda. Frances Le Bas da su discurso como nominada para ser miembro votante de la Asamblea Nacional.

Como se indicó anteriormente, ella se reveló a sí misma como quien hizo las acusaciones contra el Rev. Nelson. Por lo tanto, ha hecho pública esta información.

8 de mayo de 2021: Tanto la Rev. Frances Le Bas como el Sr. Luke Price son elegidos como miembros del Consejo del Sínodo.

Luke Price es el hijo del reverendo Mark Price, pastor principal de St. Paul Lodi. Este detalle será importante más adelante.

8 de mayo de 2021: el/le Rev. Megan Rohrer es elegido Obispo del Sínodo de Sierra Pacific.

El Rev. Rohrer es la primera persona trans elegida como obispo en la ELCA.

11 de mayo de 2021: la Rev. Frances Le Bas se pone en contacto con un líder de Faith in the Valley. Sigue una llamada telefónica el 19 de mayo.

No comentaré sobre el contenido de estos intercambios. Pero puedo decir que una carta de este líder que describe estos intercambios fue entregada al Rev. Nelson el 9 de agosto de 2021. El Rev. Nelson compartió esta carta con el obispo Rohrer. Estos intercambios deben tenerse en cuenta al investigar el caso contra el Rev. Nelson.

16 de junio de 2021: El Panel Asesor convocado por el Obispo Holmerud se reúne con el Rev. Nelson para escuchar su respuesta a las acusaciones de la Revda. Le Bas.

No se comparten nombres, fechas ni cargos formales por escrito con el Rev. Nelson en esta entrevista.

20 de junio de 2021: se jubila el obispo Holmerud. El obispo Megan Rohrer comienza su obispado el 1 de julio.

A mediados de julio, el Panel Asesor presenta su informe al obispo Rohrer.

30 de julio de 2021: el reverendo Nelson tiene una conversación telefónica con el obispo Rohrer y uno de los asistentes del obispo con respecto a las acusaciones.

No comentaré sobre el contenido de este intercambio más que para decir que el Rev. Nelson repitió su solicitud de una investigación de la situación. Al Rev. Nelson se le dijo que, en lugar de presentar cargos en su contra para iniciar un procedimiento disciplinario, el Consejo del Sínodo estipuló que debía hacer terapia como condición para continuar su llamada como pastor en la Misión Latina Luterana. (Nota: recuerde quiénes fueron elegidos para el Consejo del Sínodo).

Agosto de 2021: el reverendo Nelson firma un acuerdo en el que renuncia a sus derechos de HIPAA para que el obispo Rohrer pueda estar en contacto directo con el terapeuta.

Él acepta hacer esto porque quiere continuar su trabajo en Misión Latina. Además, porque se le aseguró que hacer esta terapia no constituiría una admisión de culpabilidad.

3 de septiembre de 2021: el reverendo William Knezovich envía una carta al obispo Rohrer y a la vicepresidenta del Consejo del Sínodo, Gail Kiyomura, sobre “afirmaciones infundadas de que el reverendo Nelson Rabell González estaba malversando dinero del Fondo de Ayuda para Inmigrantes de California.”

El Rev. Knezovich es pastor de Our Savior Lutheran en Fresno. La iglesia sirvió como agente fiscal para la segunda ronda de fondos de ayuda de Covid que el Rev. Nelson ayudó a coordinar. El reverendo Knezovich se reúne más tarde con el obispo Rohrer y un asistente del obispo. Según me ha dicho el reverendo Knezovich (y me ha dado permiso para compartir), la reunión no salió bien.

No divulgaré el contenido de la carta ni el contenido de la reunión. Pero aquellos que investiguen el caso contra el Rev. Nelson deberán preguntar: ¿quién hizo estas afirmaciones? ¿Con base en qué evidencia (si la hubiera)? ¿Y por qué? Es importante hacer estas preguntas porque influyen en el caso.

7 de octubre de 2021: un líder de Faith in the Valley envía una carta al obispo Rohrer en apoyo del reverendo Nelson.

Esta carta confirma que St. Paul fue el agente fiscal para la primera ronda de financiamiento y que el Rev. Nelson fue el facilitador de los desembolsos a más de 1,000 familias e individuos necesitados durante la pandemia. La carta también responde a las “preocupaciones” con respecto al desembolso de estos fondos y declara que no creen que los fondos hayan sido mal administrados de ninguna manera debido al sistema de controles y contrapesos que existe. Finalmente, la carta dice que Faith in the Valley está “más que complacida con el nivel de profesionalismo e integridad” del Rev. Nelson.

Pausa aquí. ¿Quién planteó las “preocupaciones”? ¿Y por qué los líderes de Faith in the Valley y A New Lodi sentirían la necesidad de comunicarse con el obispo Rohrer en defensa del Rev. Nelson?

Quienes investigan las acusaciones contra el Rev. Nelson deben hacer estas preguntas porque son relevantes para el caso.

Finales de octubre de 2021: el reverendo Nelson publica en su página de Facebook sobre el acuerdo de confidencialidad (el NDA) que St. Paul quería que firmara.

25 de octubre de 2021: el obispo Rohrer envía una amonestación formal por correo electrónico diciéndole a Nelson que “cese y desista.”

El correo electrónico indica que las publicaciones del Rev. Nelson son engañosas y carecen de integridad porque el documento es un acuerdo de no menosprecio, no un acuerdo de no divulgación. (Sin embargo, esto es incorrecto. En esta publicación, explico que el documento es de hecho un acuerdo de no divulgación. La cláusula de no menosprecio es solo una parte del NDA general).

El correo electrónico también le recuerda al Rev. Nelson que debe someterse a pruebas psicológicas antes del 25 de noviembre. El obispo Rohrer copia al psicólogo en este correo electrónico.

23 de noviembre de 2021: el abogado del reverendo Nelson envía una carta en nombre de Nelson a la obispa presidente de la ELCA, Elizabeth Eaton, solicitando una investigación sobre la conducta del obispo Rohrer.

La carta solicita la ayuda del obispo Eaton debido a la forma en que el obispo Rohrer ha tergiversado al reverendo Nelson ante el terapeuta. La acusación de falta de integridad se basa en la mala interpretación del NDA por parte del obispo Rohrer y esto tendría una influencia prejuiciada sobre el proceso de la terapia. El Rev. Nelson también señala que sin las conclusiones imparciales de una audiencia disciplinaria, los requisitos para la terapia son, de hecho, una indicación de que ha sido declarado culpable sin el debido proceso.

10 de diciembre de 2021: El Asesor Jurídico de la ELCA envía una carta al abogado del Rev. Nelson negándose a tomar medidas.

La carta argumenta que debido a que el obispo presidente no es el empleador o supervisor de los obispos sinodales, y debido a que no vio ningún motivo para disciplinar al obispo Rohrer, se niega a actuar.

11 de diciembre de 2021: el Sínodo de Sierra Pacific vota para desocupar la llamada del pastor Nelson en la Misión Latina Luterana.

Aquí hay un detalle importante. Hay dos miembros del Consejo del Sínodo que están directa o indirectamente involucrados con la situación del Rev. Nelson. Esas personas son la Rev. Frances Le Bas (su acusadora) y el Sr. Luke Price (el hijo del Rev. Mark Price, ex pastor principal del Rev. Nelson).

¿Se apartaron el Rev. Le Bas y el Sr. Price de las discusiones sobre el Rev. Nelson? ¿Se recusaron de la votación? Si no es así, se trata de un claro conflicto de intereses. En cualquier caso, es necesaria una total transparencia sobre este proceso.

12 de diciembre de 2021: el obispo Rohrer se reúne con el reverendo Nelson para informarle que el Consejo del Sínodo ha votado para sacarlo de su llamada. Es la Fiesta de la Virgen de Guadalupe, uno de los días más sagrados de la cultura hispana y latina.

Esa misma tarde, el obispo Rohrer y dos asistentes del obispo dirigen el servicio en Misión Latina Luterana . Durante el servicio, un feligrés grita preguntando: “¿Dónde está el pastor Nelson?” El obispo y su personal le dicen a la congregación que deben esperar hasta el final del servicio para averiguarlo. En respuesta, la congregación recoge las flores, la estatua de la Virgen y la cruz y sale del santuario.

(Puede leer esta publicación para conocer el relato completo del día y por qué las acciones del obispo han causado un daño tan atroz a la comunidad hispana y latina y a su relación con la IELA.)

Aquí es donde termina nuestra cronología…por ahora.

Habiendo caminado con el Rev. Nelson a través de toda esta terrible experiencia desde que me contó por primera vez lo que estaba sucediendo hace un año, puedo decir algunas cosas.

  • Si hay varios acusadores, el Rev. Nelson necesita saber quiénes son. Los rumores vagos y las especulaciones llevan a violar el mandamiento de no dar falso testimonio. Y las acusaciones sin fundamento son simplemente injustas.
  • Si hay “víctimas” del Rev. Nelson, entonces debería iniciarse un procedimiento disciplinario en su contra. Permítale ver los cargos por escrito. Dejemos que los acusadores traigan sus pruebas. Dejemos que el reverendo Nelson traiga su evidencia. Garantizar el debido proceso tanto para el acusado como para el acusador.
  • Si vamos a “escuchar a las víctimas”, escuche a todas las víctimas. Y si vamos a “escuchar a las mujeres”, escuche a las mujeres latinas de St. Paul y Misión Latina. Han experimentado dolor y daño, y esto debe investigarse.
  • Si había una buena razón para anular la llamada del Rev. Nelson, que el Consejo del Sínodo sea transparente al respecto. ¿Cuál fue la razón? ¿Quién tenía voz en ese asunto? ¿Quién tenía voto?

Mientras consideramos estas preguntas, recuerde algo importante. Hay varios hombres blancos que, hasta el momento, no han tenido que responder por sus acciones en el caso del Rev. Nelson Rabell-González. Se benefician de las distracciones, la confusión, la cobardía y la protección mutua.

Así es como funciona el poder blanco.

Mientras tanto, mientras los que defienden a las mujeres, los que defienden a las personas LGBTQIA y los que defienden a los latinos luchan entre sí, los hombres blancos en el poder se alejan en libertad.

Y también lo hace la ELCA.


¿Como puedes ayudar?

 Los organizadores que apoyan al pastor Nelson Rabell-González han pedido que las personas se comuniquen con la Oficina Nacional (Churchwide) de la ELCA (1-800-638-3522; Bishop.Eaton@elca.org) y soliciten lo siguiente:

  1. Llevar a cabo una investigación completa e independiente de los cargos contra el Rev. Nelson Rabell-González, así como las acciones del Sínodo Sierra Pacific.
  2. Reinstalar al Rev. Nelson Rabell-González como pastor y desarrollador de la Misión Latina Luterana.
  3. Expedir una disculpa pública al Rev. Nelson Rabell-González, así como a la congregación y la comunidad hispana en general que han sido traumatizados por estos eventos.

Para tuitear tu apoyo, copia y pega lo siguiente:

@ELCA #InvestigateRevNelsonELCA

  1. Realizar investigación de los cargos contra el Rev. Nelson Rabell-González.
  2. Reinstalar a @boricualuterano como pastor de Misión Latina Luterana.
  3. Emitir una disculpa pública al Rev. Nelson y la comunidad hispana.

¿Quiere ver la iglesia libre de NDAs?

Visite: https://www.ndafree.org/, un movimiento global con la visión de ver a las personas, las organizaciones cristianas y las iglesias locales libres del uso indebido de los acuerdos de confidencialidad.


Lea también

Primera parte: La Expulsión del Rev. Rabell-González: ELCA Corrupción y el Racismo

Segunda parte: ELCA Despidió a un Denunciante, Rev. Nelson Rabell-González

Tercera parte: El Día Sínodo de ELCA ‘Desapareció’ al Pastor Nelson

Cuarta parte: El NDA, la Iglesia y el Intento de Silenciar Rev. Nelson Rabell-González


The Rev. Dr. Leah D. Schade is the Associate Professor of Preaching and Worship at Lexington Theological Seminary in Kentucky and ordained in the ELCA. Dr. Schade does not speak for LTS or the ELCA; her opinions are her own.  She is the author of Preaching in the Purple Zone: Ministry in the Red-Blue Divide (Rowman & Littlefield, 2019) and Creation-Crisis Preaching: Ecology, Theology, and the Pulpit (Chalice Press, 2015). She is the co-editor of Rooted and Rising: Voices of Courage in a Time of Climate Crisis (Rowman & Littlefield, 2019).  Her latest book, co-written with Jerry Sumney is Apocalypse When?: A Guide to Interpreting and Preaching Apocalyptic Texts (Wipf & Stock, 2020).

Twitter@LeahSchade

Facebookhttps://www.facebook.com/LeahDSchade/

"I am glad your daughter got a good car and good deal, BUT what would ..."

A New Heaven and a New ..."
"I agree with everything you say. Nelson and I were in the same seminary class ..."

Bishop Megan Rohrer Doubles Down on ..."
"Mr. Holzhauser - Thank you for engaging this post. Since you're keen on automotive metaphors ..."

A New Heaven and a New ..."
"in the 60' & 70's, many folk would buy a new Cobra or Corvette, park ..."

A New Heaven and a New ..."

Browse Our Archives